Actividades extraescolares: por qué tus hijos deberían educarse con videojuegos

 En EVAD KIDS, Noticias

Las actividades extraescolares de videojuegos, una opción para combinar diversión y educación

Los videojuegos están de moda. Y no solo por sus impresionantes datos de crecimiento anual, tasado en un 21%. También porque, según confirman numerosos estudios recientes, los videojuegos tienen un enorme potencial educativo.

Así lo atestigua Íñigo Mugueta, profesor de Historia Medieval y Didáctica de las Ciencias Sociales, que en un estudio sobre la aplicación del videojuego histórico Age of Empires II aseguraba que los videojuegos deberían enfocarse en mejorar la comprensión de aspectos temporales complejos para los niños (cambios, duraciones, sucesiones…), así como realidades asociadas a lo cotidiano en las sociedades históricas (economía, desigualdad social, cultura…). “Se ha podido comprobar que, gracias a este videojuego, algunos de estos aprendizajes son adquiridos por los alumnos de una manera casi automática, y sin necesidad de una excesiva intervención didáctica”, concluye el estudio.

Desde su surgimiento, los videojuegos han sido demonizados o simplemente reducidos como una herramienta lúdica o de distracción, tanto para los más pequeños como para los grandes. Los investigadores académicos han podido demostrar que reducirlos simplemente a eso es un grave error.

El videojuego como motivación

Ana Ortiz-Colón concluye en su estudio “Gamificación en educación: una panorámica sobre el estado de la cuestión” que tras analizar varios trabajos que narraban la utilización de videojuegos en las aulas, el contacto de los niños con estos hacen que perciban “la experiencia como motivante en beneficio de su compromiso y aprendizaje”. “La gamificación puede hacer de la educación una actividad inmersiva, que provoque en los alumnos una sensación de dedicación absoluta”, detalla.

Por eso es importante que los niños comiencen a probar los videojuegos guiados por un experto que les ayude a desarrollar sus talentos. Experiencias como EVAD Kids, en la que desarrolladores profesionales forman a los niños en materias como diseño y programación en actividades extraescolares, son esenciales para el crecimiento de los niños. Les ayuda a germinar su curiosidad, imaginación y ganas de aprender.

A pesar de que, evidentemente, la gran mayoría de videojuegos no ha sido desarrollada con el objetivo de educar a sus consumidores, el investigador académico Víctor Rodríguez asegura en un artículo en Presura que “es prácticamente imposible encontrar un videojuego que no nos enseñe nada”. Precisamente Rodríguez explica que lo que hace al videojuego una herramienta educativa muy potente es que no está diseñado para dicho fin, a pesar de que obviamente hay algunos que sí, aunque muy minoritarios.  Tiene una explicación muy sencilla: siempre que los niños —y no solo ellos— disfruten de una actividad, su mente será más receptiva y la información transmitida tendrá más posibilidades de retenerse debido a una generación de dopamina, según detalla un estudio.

Como ejemplifica Rodríguez: ya sea para conocer el mapa de Los Ángeles (GTA V) o agilizar nuestros reflejos (como en Laser League), la facultad de los videojuegos “de enseñar es indudable”.

Más allá va Kenneth R. Ginsburg, que considera el jugar esencial para el crecimiento de los niños ya que les permite “desarrollar su creatividad mientras desarrollan su imaginación, destreza y fuerza física y cognitiva”. El hecho de que puedan interactuar a su antojo con los videojuegos hace que se familiaricen con el mundo de manera que aprenden nuevas competencias que les ayudarán “a enfrentarse a futuros retos”. O dicho de otra manera, el videojuego ofrece al consumidor varias alternativas a la hora de resolver un problema, ayudándoles a tomar decisiones.

Un niño disfruta de una partida en Gamepolis

Un niño disfruta de una partida en Gamepolis

Un tutor de videojuegos para tus hijos

¿Pero es solo importante jugar? Conocer las entrañas del videojuego puede multiplicar los beneficios de su disfrute. Dibujar, desarrollar, modelar, programar… El mundo de los juegos es extensísimo. Que estudiantes tan jóvenes se acostumbren con las actividades extraescolares desde bien pronto a ello solo trae consecuencias positivas.

Para los más jóvenes, los videojuegos pueden también ser un refugio: los niños más introvertidos pueden expresar su interior, su experiencia e incluso frustraciones a través del juego, “dándole a sus padres la oportunidad de entender mejor su perspectiva”. Además, les puede permitir tocar temas más controvertidos como los valores humanos, la ética y la integridad, como recuerda Andrea Plaza concretándolo con el juego This War Of Mine, que nos fuerza a tomar decisiones que puede afectar a la vida de otros personajes.

Pero los beneficios de los videojuegos no vienen solos. Que un niño tan pequeño consuma juegos destinado a mayores de edad no solo no es positivo, sino que puede ser contraproducente. Es por ello esencial que sean tutorizados por profesionales.

Hasta que el Estado y los encargados de articular el programa educativo a todas las escalas no se cercioren del potencial educativo de los videojuegos, la única que puede rellenar ese vacío es la escuela privada. Según The Pearson VUE 2015, más de la mitad de los trabajos en la actualidad necesitan habilidades tecnológicas, porcentaje que aumentará hasta aproximadamente un 80% en diez años.

El programa de EVAD Kids incluye una diversidad de aspectos esenciales no solo para desarrollar videojuegos: creatividad y narrativa, iniciación a la programación, diseño de personajes, de niveles… Los más jóvenes deben ser conscientes de que ellos mismos también puedes crear videojuegos, y esto solo puede ser posible en gran medida involucrándolo en las tareas del desarrollador a través de actividades extraescolares.

Dejar en manos de profesionales del sector es la mejor de las opciones si quieres que los niños se eduquen en los videojuegos en buenas manos. Para obtener más información y matricularse en las clases extraescolares de EVAD Kids (www.evadformacion.com), los interesados pueden escribir al correo electrónico secretaria@evadformacion.com o llamar al 951494132 o 640223434.

Las clases serán dos días a la semana o uno sí es intensivo. Las horas son, a diario, de 17:00 a 18:30 o de 18:30 a 20:00. Los viernes, de 17:00 a 20:00 y los sábados, de 10:30 a 13:30.

Últimas noticias
Cartel del máster de 3D